Ir al contenido principal

LA SAL


¿Qué es y para qué sirve?
Es necesaria para mantener el equilibrio de líquidos en nuestro cuerpo y para regular el ritmo del músculo cardíaco, entre otras importantes funciones. Las recomendaciones de sal son, sin embargo, muy bajas.

Alimentos que lo contienen
La principal fuente de sal en nuestra dieta no es la sal de mesa, como suele creerse, sino los alimentos con sal añadida como embutidos o conservas.

Riesgos asociados a un exceso en su consumo
Alteraciones en la tensión arterial, sobre todo en personas que ya tienen problemas de hipertensión. También aumenta el riesgo de padecer osteoporosis.

Conoce la ingesta máxima recomendada de sal
La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda no consumir más de 6g de sal al día para una persona adulta. Esto es una cifra que, en la práctica, muchas personas llegan incluso a duplicar.

Hay que tener en cuenta que a la cantidad de sal que contienen por si mismos los alimentos, especialmente los precocinados, se añade la que se usa en los procesos de preparación y cocinado, con lo que puede resulta sencillo superar las cifras recomendadas. – Alrededor de un 10% del sodio está presente en los propios alimentos. Otro 75% se agrega durante el proceso de elaboración, y al cocinar se suele añadir un 15% más. Al final, cada día se ingiere una cantidad que oscila entre 10 y 12g.-

Los expertos aconsejan moderar el consumo y educar al paladar desde la infancia para evitar futuros problemas de hipertensión o corazón.

La ingesta máxima recomendada:
Adultos 6 g

Niños:
• Hasta 6 meses : menos de 1 g diario (0,4g sodio)
• Desde 7 hasta 12 meses: 1g diario (0,4g sodio)
• Desde 1 hasta 3 años: 2g diario (0,8g sodio)
• Desde 4 hasta 6 años: 3g diario (1,2g sodio)
• Desde 7 hasta 10 años: 5g diario (2g sodio)
• Mayores de 11 años: 6g diario (2,4g sodio)
* Para calcular la cantidad de sal a partir de una cantidad de sodio, multiplicar la cantidad de sodio por 2,5g.

Reducir el consumo
Los expertos en nutrición en la búsqueda de soluciones que favorezcan unos niveles adecuados de sodio en el organismo, han elaborado una serie de consejos que resultan muy útiles para alcanzar estos objetivos.

Además de estos consejos es conveniente acostumbrarse a mirar la etiqueta y controlar los datos de sodio de los productos de alimentación.

Consejos
• Limitar el consumo de productos salados.
• Evitar usar condimentos que contengan sal, sustituyéndolos por ejemplo por hierbas aromáticas, como la pimienta, polvo de ajo etc.
• Preparar las comidas con menos sal de la recomendada para una receta.
• Recurrir a una sal rica en potasio, en lugar de sal común.
• Leer bien las etiquetas para comprobar los niveles de sodio que contienen los alimentos, especialmente, cuando se trata de comida enlatada o precocinada.
• Drenar el líquido de los vegetales envasados y enjuagarlos con agua.
• No abusar de carnes saladas o ahumadas.
• Utilizar aceite con sabor, como el de oliva.
• En los restaurantes pedir que la comida no la sirvan salada. En todo caso, agregar la cantidad conveniente con la ayuda del salero.
• No abusar de platos precocinados.

La clave radica por tanto en controlar y evitar un consumo abusivo.

Cómo preparar un sustituto casero de la sal
Si se aburre de los sustitutos artificiales que venden en supermercados y farmacias y quiere disfrutar de todo el sabor de los alimentos pero cuidar su salud, entonces este truco de cocina es para Ud.

A continuación le pasamos una receta que sustituye de forma casera la sal. Podrá así agregarlo a cualquier alimento: sopas, carnes, guisados, pastas, ensaladas, etc., y disfrutar de un sabor más intenso y agradable de las mismas, que además cuidará tu salud.

Lo que necesita para prepararlo es:

2 cucharaditas de ajo en polvo.
1 cucharadita de albahaca seca.
1 cucharadita de orégano.
¼ cucharadita de pimienta molida.
1 cucharadita de cáscara de limón rallada y seca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DIFERENCIA ENTRE DEFICIENCIA, DISCAPACIDAD Y MINUSVALÍA

Muchas veces confundimos los términos a la hora de referirnos a las personas que sufren alguna deficiencia, discapacidad o minusvalía; creyendo en muchos casos que las tres cosas son lo mismo. Como estos tres términos no quieren decir lo mismo, la Organización Mundial de la Salud se encargo de definir claramente cada una de estas palabras:

Deficiencia: es toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica. Por ejemplo, la pérdida de la vista, la pérdida de la memoria o la pérdida de un miembro.
Discapacidad: es toda restricción o ausencia de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano. Por ejemplo, la perturbación en la capacidad de aprender, o la dificultad para vestirse por sí mismo.
Minusvalía: es una situación desventajosa para un individuo a consecuencia de una deficiencia o discapacidad que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso en función de la …

¿CUÁNTO VIVEN LAS CÉLULAS DE NUESTRO CUERPO?

Ésta es la pregunta que el investigador sueco Jonas Frisen ha respondido recientemente, usando grandes dosis de ingenio.

Para calcular la edad de una célula hay que estudiar su ADN, ya que el resto de las moléculas celulares se están renovando constantemente, pero el ADN permanece estable. Todo el ADN de una célula se originó en el momento de su nacimiento, cuando su célula progenitora lo replicó, y dura hasta su muerte. El ADN es la salvaguarda de la vida celular, el patrón a partir del cual pueden regenerarse el resto de moléculas celulares cuando se agotan (y por ello la principal causa del envejecimiento celular son los daños en el ADN).

Hasta ahora, se había marcado artificialmente el ADN con sustancias químicas para estudiar sus tiempos de renovación, pero este método tiene inconvenientes porque no hay sustancias que reaccionen igual con todos los tipos de tejidos y no ha podido establecerse una escala que mida el tiempo de modo uniforme. Además, los intervalos de vida de algunas …

¿POR QUÉ NO SE DEBE ECHAR ALCOHOL EN UNA HERIDA O UN HEMATOMA?

Es frecuente ver a personas que se dan un golpe o se hacen una herida y se frotan ambos con un algodón empapado en alcohol. Esta medida no es correcta y en la mayor parte de los casos es perjudicial. En un hematoma o una herida se rompen capilares, con escape de sangre en cantidades variables según la intensidad del golpe y la susceptibilidad de la zona dañada. El organismo, en un intento de controlar la lesión, limitar y reparar daños, lleva a cabo una serie de pasos. El primero de ellos es reducir ese escape de sangre y ocluir el capilar dañado, para lo cual se produce una vasoconstricción y la formación de un coágulo o trombo plaquetario que tapone la herida y evite que prosiga o se extienda. El segundo es la limpieza y reparación de la zona, eliminándose tejidos muertos o seriamente dañados, restableciéndose la circulación y la funcionalidad de esa zona lesionada, uniendo los bordes de la herida que han quedado separados por el corte o el golpe y asegurando que queda igual o casi q…