Ir al contenido principal

EL TRABAJADOR AUTÓNOMO Y LA LEY DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

Los trabajadores autónomos, bien sanitarios o de otros sectores, son un colectivo que, con frecuencia, se expone a los mismos riesgos en cuanto a su seguridad y salud que los trabajadores por cuenta ajena, y por tanto, deben concienciarse e implantar en su actividad la cultura preventiva.

Desde la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), se ha venido dando indicaciones ambiguas, acerca de las obligaciones que éstos tienen en materia de prevención de riesgos laborales.

La primera pregunta a la que se debe dar respuesta para saber si un autónomo está obligado a contratar un servicio de PRL es si este tiene o no trabajadores a su cargo:

Sin asalariados a cargo:

Un trabajador autónomo que NO tenga personal contratado, legalmente no tiene la obligación de tener contratado un Servicio de Prevención ajeno. Aunque sí que es aconsejable según el artículo 24 apartado 3 de la Ley de Prevención de Riesgo laborales en el que se habla de la coordinación de las actividades empresariales dice que "Las empresas que contraten o subcontraten con otras la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de aquella y que se desarrollen en sus centros de trabajo deberán vigilar el cumplimiento de dichos contratistas y subcontratistas de la Normativa de Prevención de Riesgos Laborales".

Esto quiere decir, que a pesar de que legalmente de cara a una inspección no tengas la obligación de tener contratado dicho servicio de Prevención, la empresa que te contrata para hacer una obra, está en su derecho de pedirte la evaluación del puesto y los posibles riesgos de éste, con lo que en ese caso sí que tendrías que contratar un servicio de PRL.


Con asalariados a cargo:

En este caso, el autónomo siempre debe desarrollar un Plan de Prevención que contemple el cumplimiento de las siguientes obligaciones:

Organizar la prevención.
Evaluar los riesgos laborales.
Planificar la actividad preventiva.
Adoptar las medidas de emergencia.
Formar e informar a los trabajadores.
Garantizar la seguridad de los equipos de trabajo.
Proporcionar los equipos de protección individual.
Ofrecer la vigilancia de la salud (esta obligación no la puede asumir el autónomo personalmente ni delegarla a un trabajador, debe ser contratada).

Cuando un autónomo tenga asalariados a su cargo podrá optar por:

• La asunción personal de la actividad preventiva con excepción de las actividades relativas a la vigilancia de la salud de los trabajadores, tal y como se regula en el artículo 11 y ss. del REAL DECRETO 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención El autónomo también puede delegar esta actividad en un trabajador de su empresa.

• Contratación de un servicio de prevención ajeno que cumpla con el desarrollo de las obligaciones arriba listadas.

Acceda desde aquí la web de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía donde se encuentra toda la información y, en rigurosa actualidad, sobre la Prevención de Riesgos laborales en Andalucía.



Comentarios

Entradas populares de este blog

DIFERENCIA ENTRE DEFICIENCIA, DISCAPACIDAD Y MINUSVALÍA

Muchas veces confundimos los términos a la hora de referirnos a las personas que sufren alguna deficiencia, discapacidad o minusvalía; creyendo en muchos casos que las tres cosas son lo mismo. Como estos tres términos no quieren decir lo mismo, la Organización Mundial de la Salud se encargo de definir claramente cada una de estas palabras:

Deficiencia: es toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica. Por ejemplo, la pérdida de la vista, la pérdida de la memoria o la pérdida de un miembro.
Discapacidad: es toda restricción o ausencia de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano. Por ejemplo, la perturbación en la capacidad de aprender, o la dificultad para vestirse por sí mismo.
Minusvalía: es una situación desventajosa para un individuo a consecuencia de una deficiencia o discapacidad que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso en función de la …

¿CUÁNTO VIVEN LAS CÉLULAS DE NUESTRO CUERPO?

Ésta es la pregunta que el investigador sueco Jonas Frisen ha respondido recientemente, usando grandes dosis de ingenio.

Para calcular la edad de una célula hay que estudiar su ADN, ya que el resto de las moléculas celulares se están renovando constantemente, pero el ADN permanece estable. Todo el ADN de una célula se originó en el momento de su nacimiento, cuando su célula progenitora lo replicó, y dura hasta su muerte. El ADN es la salvaguarda de la vida celular, el patrón a partir del cual pueden regenerarse el resto de moléculas celulares cuando se agotan (y por ello la principal causa del envejecimiento celular son los daños en el ADN).

Hasta ahora, se había marcado artificialmente el ADN con sustancias químicas para estudiar sus tiempos de renovación, pero este método tiene inconvenientes porque no hay sustancias que reaccionen igual con todos los tipos de tejidos y no ha podido establecerse una escala que mida el tiempo de modo uniforme. Además, los intervalos de vida de algunas …

ÓRGANOS VESTIGIALES O RUDIMENTARIOS - 15 Partes del cuerpo que terminarán desapareciendo.

Un órgano vestigial o rudimentario es un órgano cuya función original se ha perdido durante la evolución.    Hoy en día, la lista de órganos humanos considerados como vestigiales sin función conocida es mucho menor, y a la vez muy debatida. Incluye, por ahora, el apéndice y el cóccix (coxis). El cóccix es el resto de una cola perdida. Las muelas del juicio o cordales también son vestigiales. Asimismo, la plica semilunaris, es un residuo vestigial de la membrana nictitante (el tercer párpado) en otros animales.    Es más correcto utilizar el término estructuras vestigiales ya que muchas estructuras vestigiales no son en realidad órganos. Aunque las estructuras comúnmente consideradas vestigiales pueden haber perdido parte o la totalidad de las funciones orgánicas que habían cumplido en los organismos ancestrales, pueden retener funciones menores o que hayan llegado a adaptarse a nuevos roles en las poblaciones existentes.


   Algunas partes del cuerpo ya no resultan muy útiles y, a veces,…